Suscríbete al Podcast
Subscribe on iTunes
Subscribe on Google Play
Subscribe on Spotify

17. Un legrado y un bebé en posición podálica que termina en cesárea – con Noelia Ortells

Noelia Ortells se quedó embarazada por primera vez en 1999 pero a las pocas semanas supo que el feto no tenía latido. En el legrado hubo tanta tanta violencia obstetricia y tanta hostilidad que decidió que cuando se quedara embarazada no quería bajo ningún concepto parir en un hospital.

Años más tarde buscó a una comadrona y un ginecólogo que asistieran partos en casa. Sin embargo, el ginecólogo le advirtió que no podría atenderla en casa si su bebé tenía una presentación podálica, que fue exactamente lo que ocurrió. Noelia inició su trabajo de parto en casa, con la esperanza de que el bebé se diera la vuelta, pero finalmente tuvo que realizarse una cesárea en el hospital.

Noelia echó de menos tener un equipo profesional que pudiera ayudarla a tener un parto vaginal a pesar de la presentación del bebé.

 

Cuando me quedé embarazada asistía a clases de preparación parto para tener a mi bebé en casa, y ahora soy consciente de que me llené de expectativas y como no podía ser de otra forma el batacazo fue tremendo cuando no se cumplió ninguna de ellas.

Noelia Ortells

Notas del episodio:

[3.30]  Noelia tenía 25 años y pareja estable cuando descubrió que estaba embarazada. En la primera ecografía el ginecólogo que le dijo que tenía un huevo huero, es decir, que no había bebé dentro del saco.

[5.15]  Por recomendación de su madre, Noelia pidió una segunda opinión. Esta ginecóloga le confirmó que sí tenía un embarazo pero que el bebé no tenía latido. 

[7.57]  La ginecóloga le dió un parte para que fuera al hospital público a que le hicieran un legrado. Noelia nos cuenta que no hubo nada en el trato recibido que fuera amable y expresa en detalle cómo fue su experiencia.

[14.15]  Después de la intervención estuvo 2 días ingresada, y una semana más en casa de su madre recuperándose física y emocionalmente.

[15.03]  Noelia nos explica diferentes cosas que cree que deberían hacerse de otra manera para acompañar a mujeres que viven una situación tan dura.

[18.25]  En Febrero de 2008 Noelia se quedó de nuevo embarazada.

[20.11]  Había tenido una experiencia tan hostil en la sanidad pública, que decidió que no iba a parir en un hospital, y que si tenía que pagar para parir como ella quería, que encontraría la forma de hacerlo. 

[23.52]  Según progresaba el embarazo Noelia se fue informando de las diferentes pruebas, protocolos y alternativas, y nos cuenta la sorpresa de la matrona cuando decidió no hacerse determinadas pruebas, cómo inicialmente la quiso presionar para que aceptara la norma, y un desenlace especial de la historia.

[29.19]  Noelia nos habla también de la prueba del azúcar para detectar la diabetes gestacional.

[31.32]  Noelia nos cuenta que se hacía baños de almidón para ayudarse con los picores de la piel de la barriga

[34.14]  En las últimas semanas de embarazo su bebé no estaba encajado con la cabeza, sino que estaba en presentación podálica – y su ginecólogo le avisó que si no se daba la vuelta no podría atenderle el parto en casa. La matrona le ofreció realizarle una maniobra de versión, que no le resultó dolorosa y que tuvo el efecto deseado.

[36.32]  El día que salía de cuentas, Noelia tuvo un accidente de coche y le llevaron al mismo hospital en el que le habían hecho el legrado.

[37.45]  No le podían hacer radiografía, y después de una exploración y de ella sentir cómo se movía su bebé, pidió el alta voluntaria y se fue a la consulta privada de su ginecólogo para asegurarse que todo iba bien, ver el latido del bebé, y comprobó que de nuevo su bebé se había dado la vuelta y estaba de nuevo de pie.

[42.01]  El 1 de Noviembre Noelia se despertó con contracciones. Estuvo en casa el máximo de tiempo posible, con la esperanza de que en el último momento su bebé se diera la vuelta y encajara la cabeza, para poder parir en casa, como era su deseo.

[44.04]  Noelia renunció a la idea de parir en casa y fue al hospital a que le practicaran una cesárea.

[47.11]  Noelia decidió que toda la energía que no pudo invertir en dar a luz a su bebé de forma vaginal, la invertiría en la lactancia.

[49.02]  Nos cuenta como su sensación era de fracaso, y cómo sólo años después vio un video de una mujer pariendo en su casa un bebé con presentación podálica, y vio cómo sí podía ser de otra manera.

[53.59]  Noelia nos habla de su proyecto actual, el centro de maternidad Albabia, en Quart de Poblet (Valencia) en el que hacen talleres presenciales y venden productos relacionados con la lactancia, el porteo, el puerperio y la crianza.

Enlaces del episodio

DESCARGA 100% GRATIS

Descargala guía: Los grandes tabúes del parto y cómo tener un parto positivo y respetado

¡Yuhuuu! Mira tu email para encontrar la guía

Suscríbete al podcast

¡Enhorabuena y bienvenida a la comunidad!

Pin It on Pinterest